El gusto por el diseño no es algo que caracterice a la nueva generación de gadgets que estamos conociendo, pero hay excepciones.

Una de ellos es el nuevo No.1 D6 sobre todo en su aspecto exterior. Su esfera es cuadrada, imitando relojes clásicos, sin dar mucho aspecto de pantalla como en los smartwatches, pero que permite llegar a los botones laterales con mucha más facilidad.

Por lo que sorprende es su diseño incluso contando con su correa. Es un reloj bastante elegante, que perfectamente puede pasar por un clásico si le ponemos un fondo de pantalla correcto. Además, la correa de piel ayuda mucho en este sentido. Sin duda, un gran detalle para alguien que quiera sorprender con sus regalos originales.